“Nuestra” casa de San Francisco

Después de dos días de viaje, y una noche en un motel terrorífico de Bakersfield, (daba auténtico pánico), ayer por fin, llegamos a nuestra casa de intercambio en San Francisco.

IMG_2305eichler4_Snapseed

Alucinados nos quedamos al verla! Es una Eichler House (casas del inicio del movimiento moderno americano, que se construyeron por toda la costa oeste, entre los años 50 y 60, para las clases medias,  y aún hoy, son un referente de la arquitectura moderna). En las fotos ya se veía que era bonita, pero al natural impresiona aún más, está  a las afueras de San Francisco, tiene piscina, huerto ecológico, además de todas las comodidades, y está decorada con mucho gusto. Por si fuera poco, nos han dejado una botella de un vino buenísimo y cervezas como bienvenida.  Qué buena idea ha sido el intercambio de casas!

IMG_2342_Snapseed

Bajamos por la tarde a la ciudad, para quedar con uno amigos, nos llevaron a un Festival de Cine Mudo, en el teatro más antiguo de SF. Se proyectó la película con música en directo! Increíble lo bonito que fue, pero lo más increíble, fue ver un cine tan grande, lleno hasta reventar, para ver una película muda, en blanco y negro. También nos llevaron a cenar por Castro, a uno de esos sitios buenos y baratos que sólo los conocen sus ciudadanos. Como veis, un muy buen recibimiento. Hoy hemos decidido no coger el coche, por primera vez en muchos días, abrir el vino, invitar a comer a nuestros amigos, y pasar el día en la piscina de “nuestra casa”.

IMG_2248eichler6_Snapseed

Sedona

Sedona es una zona mágica situada en el centro de Arizona. En ella vivieron algunas tribus como los Yavapai. Hoy en día, el Boynton Canyon, todavía es un punto de congregación ceremonial de algunos Indios Nativos.

Se dice que es el punto de la Tierra dónde más fluye la energía, por lo que seguidores del “new age”, y meditadores, vienen en busca de espiritualidad. Se reúnen personas de diferentes filosofías esotéricas de todo el mundo y seguidores de fenómenos extrasensoriales. Es a su vez una región muy turística de una enorme belleza.

deNuevaYorkhastaLosAngeles

 

Por la insistencia de un amigo neoyorquino hemos decidido cambiar nuestro planes y pasar dos días aquí. Cuánto agradecemos a Alex su recomendación!!!

sedona_camino_1

A sólo 1 hora del Gran Canyon cogemos la carretera que lleva a esta pequeña ciudad y nos quedamos impresionados con el paisaje. Hay que atravesar Oak Creek Canyon, un estrecho cañón, cuya carretera baja junto a un río, con un paisaje de densos bosques y gigantes rocas rojizas.

sedona_baño_2

Llevamos varios días de viaje corriendo de un lado a otro, y a pesar de que sabemos que en Sedona hay mucho que ver, decidimos pasar estos días tranquilos, viendo menos cosas, pero disfrutándolas más intensamente. Lo más impresionante ha sido bañarnos en Cathedral Rock. Realmente este lugar nos ha cautivado. Nos hubiéramos quedado semanas explorando tanta hermosura, pero tenemos el hotel pagado en Las Vegas, así que nos despedimos de esta tierra, encantados de haberla conocido, y soñando volver, con más tiempo, algún día.

Desde que fue el escenario de muchos westerns de los años 40 y 50. Es un sitio de retiro de artistas e intelectuales. Orson Welles y Walt Disney pasaban largas temporadas aquí y actualmente la utilizan como refugio celebrities como Madonna, Diane Lane, Robert de Niro, Nicolas Cage y Johnny Deep entre otros.

denuevayorkhastalosangeles Sedona

Amarillo. 2ª Parada.

Amarillo es una ciudad del estado de Texas, su nombre es debido al color de su tierra. Por su situación y su tamaño (viven cerca de 200.000 hab.) se ha convertido en la parada de muchos viajeros que hacen la Ruta 66. Nada más llegar podemos ver infinidad de moteles, gasolineras, tiendas y restaurantes.

Decidimos hacer la primera turistada: cenar en The Big Texan: famoso por sus filetes de 72 oz (unos 2kg) si te lo terminas no lo pagas. Como no teníamos intención de morir de un cólico en plena América profunda nos decidimos por una hamburguesa, que como todo aquí, era enorme. El restaurante imita a un saloon del lejano Oeste y además del restaurante, tiene otra parte de museo y bar.

The Big TEXAN

 

The Big Texan

 

Al día siguiente hacemos la segunda turistada; visitar el Cadillac Ranch: una instalación artística que consiste en antiguos cadillac clavados frontalmente en el suelo. Enmarcada en el denominado Land Art, la pieza realizada en 1974 por el grupo Art Farm simboliza la decadencia del capitalismo y la edad de oro de los automóviles americanos.

 

cadillac_1

 

Con el paso del tiempo la gente hizo suya la obra, y actualmente, están cubiertos de graffittis como veis en las fotos. Permiten que cada  uno se exprese sobre ellos. Si se os olvida el bote de spray podéis recuperar alguno de los cientos que hay por allí (yo no pude evitar sacar la quinceañera que llevo dentro y dibujar un corazón).  Se ha convertido en una parada imprescindible de la Ruta66, y gracias a ella, multitud de viajeros hacen su parada en Amarillo. (Y aún hay gente que dice que el arte no reporta ingresos…)

Por último paseamos por las zonas residenciales de Amarillo con sus casas al más puro estilo americano. Próxima parada Albuquerque!

amarillo_casa1

Dallas – Fort Worth

Aterrizamos en Dallas. Nada más llegar tenemos un encontronazo con los del Rent a Car, ya que el coche que elegimos (Ford Focus) no lo tienen, y como similar, nos ofrecen tres coches más pequeños y viejos que el de la publicidad. Después de discutir, nos resignamos y nos quedamos con el menos malo. Nos vamos quejándonos, Hertz nos parece la peor compañía del mundo.

Llegamos al Downtown, aquello nos recuerda Walking Dead, no sé ve a nadie por las calles, suponemos que es viernes y al ser el distrito financiero, la gente está en otra zona.

 

Dallas

Al día siguiente, como europeos novatos que somos, se nos curre ir andando al museo JFK, ya que sólo está a 10 min. Seguimos sintiéndonos en la serie de zombies, nosotros y algunos homeless, somos los únicos viandantes y nos fijamos que la gente que va en coche nos mira con curiosidad.

Llegamos al museo. Nos alegra ver gente! El morbo está sobrepasado, encontramos turistas jugándose la vida por hacerse una foto sobre la X, marcada en la carretera, que indica el punto exacto del asesinato de Kennedy. La visita al museo audioguiada por un periodista que vivió el fatídico día, nos resulta muy emotiva y recomendable.

jfk2

 

 

 

 

 

 

 

 

Dallas

Muchos turistas morbosos esperaban turno para hacerse la foto en el lugar dónde mataron al presidente

lugar del asesinato a JK Kennedy

 

 

Vamos hacia el Downtown a ver los edificios de arquitectos como Foster, Rem Koolhaas, IMPei… Nos gusta mucho, pero seguimos siendo los únicos del lugar.

Nos desplazamos hacia el Art Distrit. Visitamos los museos The Crow Museum of Asian y el Nasher Sculpture Museum (edificio de Renzo Piano). El 1º no está mal, el 2ª muy recomendable.

Después de pasar todo el día sin ver a nadie (exceptuando turistas) nos acordamos de lo q nos dijo una amiga de NY “si queréis ver como vive la gente en Dallas tenéis que ir al Mall (Centro Comercial)”, no pensábamos hacerle caso, pero después de no ver un alma en todo el día, nos vamos a tomar algo allí. Los 2 millones de habitantes de Dallas estaban allí metidos!

mall Dallas

mall_1

Por la noche hacemos caso de las recomendaciones de gente, con la que hemos hablado en el Mall, y vemos algo más de vida, pero tampoco mucha. Suponemos que en parte se debe a que es un fin de semana de calor extremo.

 

Fort Worth

 

Al día siguiente nos vamos a Fort Worth, esta ciudad con gran industria de agricultura y ganadería, es una de las de mayor auge demográfico de Estados Unidos, dicen que es el sitio dónde empieza el Oeste Americano. Paseamos por una calle de bares que recuerda a los antiguos pueblos del Oeste, y al igual que Dallas, calles desiertas y bares casi vacíos.

Volvemos a coger el coche y PUUUM, después de un susto impresionante nos damos cuenta de que se ha caído la tapa que cubre el motor, afortunadamente no estábamos lejos de la gasolinera, volvemos, y después de varios intentos fallidos por hacernos entender, conseguimos cinta americana, Xavi se mete debajo del coche y hace un apaño para que podamos seguir conduciendo un rato. Cambiamos nuestro planes de ese día y vuelta al aeropuerto.

Explicamos nuestro caso a una chica bastante seria. Nos dice que nos lo cambia. Visto el percal del otro día, estamos asustados de saber qué coche nos van a dar para ir hasta LA… Sorpresa! Un Dodge Charger nuevecito, y por el precio inicial! Nos entran ganas de besar y abrazar a la imperturbable chica que nos ha dado el Dodge, (no lo hacemos). Nos vamos de allí diciendo que los de Hertz son los más majos del mundo…

dodge