de Albuquerque hasta El Gran Cañón

Nos hemos levantado muy pronto para recorrer 400 millas desde Albuquerque hasta El Gran Cañón. Dejamos atrás Nuevo Mexico y entramos en Arizona por la I-40

de Alb hasta GC 7

ruta 66

Pasamos por pueblos muy conocidos de la ruta 66 (Gallup, Flagstaff y Williams), por otros menos conocidos, y por algunas casas en medio de la nada, que nos recordaban a la de Budd de Kill Bill (hermano de Bill). No podemos evitar preguntarnos quién es el guapo que se atreve a vivir ahí… Solo hemos podido detenernos unos minutos  en algunas tiendas de indios navajos, y bares que había en la carretera. Nuestras paradas son cortas, ya que queremos pasar la tarde en el Gran Cañón.

ruta 66

Hay que reconocer que a veces paramos en cada sitio digno de ver, no por bonito, sino por auténtico. En la cafetería de esta mañana a penas había mujeres, estaba llena de hombres mexicanos jugando a las cartas (nos ha sorprendido que, sin ser mayores, muchos de ellos no tuvieran a penas dientes), las tortitas eran tan grandes como el plato, y a la camarera le ha extrañado q no pudiéramos acabárnoslas ).

A pesar del cansancio, el viaje ha sido fascinante, durante el camino el paisaje cambia sorprendentemente. Vemos vegetación, desierto, rocas rojizas, con tormenta, con sol… Señales que advierten del peligro de animales salvajes  y muchos trenes de mercancías. Hemos disfrutado. Podríamos decir que ha sido la parte que más nos ha llamado la atención. El paisaje era como de dibujos animados, al no haber polución, los colores son muy vivos, tanto que parecía que habían puesto un filtro de instagram en la carretera.

de Alb hasta GC 6

Por la tarde hemos paseado por el impresionante Gran Cañón. Qué os vamos a contar de él que no sepáis… Mañana nos levantaremos a las 4h para ver amanecer allí!de Alb hasta GC 2

de Alb hasta GC8

de Alb hasta GC 3

Albuquerque. 3ª Parada.

Albuquerque, es la ciudad más grande del estado de Nuevo Mexico (aunque no su capital, que es Santa Fe) su crecimiento, poblacional y económico se debe, en su mayoría, a que es el punto medio de la Ruta 66.

Albuquerque calle

Es una ciudad diferente a todas las que hemos visto hasta ahora en EEUU. Fue fundada por colonizadores españoles, de ahí su nombre, que al ser muy difícil de pronunciar para los americanos perdió una “r” en su traducción al inglés

La parte antigua se parece mucho a nuestros pueblos con su plaza central y su iglesia. Es muy bonita, tiene gran cantidad de tiendas, restaurantes, bares, y pequeñas galerías de arte. Hemos estado tomando algo en una plaza escuchando un concierto de música en vivo, que por lo visto son frecuentes. Es tan agradable que nos hemos pasado el día entero callejeando por el old town.

Albuquerque iglesia

ermita de San Felipe Neri

En la medida en que nos alejamos hacia la parte moderna, vemos combinaciones de casas de estilo mexicano y americano, todas ellas en una curiosa armonía.

albuquerque plaza

de Dallas a Amarillo

Hemos empezado nuestro road trip recorriendo más de 500km por el estado de Texas. Disfrutamos mucho al conducir por estas carreteras que parecen interminables. El paisaje es bastante plano y como hace un día claro, gozamos de bonitas vistas con un horizonte despejado.

carretera

Nos paramos en la población de Wichita Falls para dar un paseo y ver sus cataratas. El paseo no está mal, pero son las 12h y nos estamos derritiendo. Seguimos haciendo algunas paradas en pequeños pueblos que hay en el camino. Parecen desérticos, algunos de ellos con gasolineras abandonadas, y almacenes detartalados, dignos de las mejores películas de miedo.

Encontramos carteles que nos avisan: “cuidado con las serpientes de cascabel” y “cuidado con los ciervos”, afortunadamente, no nos hemos cruzado ni con una cosa ni con la otra, lo que sí nos ha asustado, es la cantidad de neumáticos explotados que hay en la carretera, y es que hace muchísimo calor y el asfalto está ardiendo.

granjeros de Texas

Lo mejor del viaje ha sido la gente que nos hemos encontrado al parar. Al no estar acostumbrados a ver turistas, no entendían qué hacíamos por allí viniendo desde tan lejos, Un señor que se parecía John Wayne, nos dijo que debíamos estar tristes, al estar lejos de casa en esta época, ya que nos estábamos perdiendo los “racing bulls” (se refería a los sanfermines!!!) Todo el mundo ha sido muy amable, no paraban de hablar y de preguntarnos cosas sobre España.

Al final del día hemos llegado a Amarillo. El paisaje cambia radicalmente, se ve mucho ambiente. Esta ciudad forma parte de la Ruta 66, así que todo está muy animado.

carretera_2

carretera4